Seguramente leyendo el titular estarás pensando que estamos locos. 

Acabamos de adoptar un Bulldog Ingles en nuestra familia, tenemos un blog y una tienda online dedicados a esta maravillosa raza. 

¿Y te vamos a dar 3 razones por no tener un Bulldog Ingles?

Es realmente como lo has leído. Porque el Bulldog es un perro muy especial que necesita de un cuidado especial.

Por lo tanto antes de hacer una locura y gastarse todo el presupuesto familiar en una mascota porque está de moda, lee este post y piensa bien a tu situación.

Te vamos a dar no una. Tres razones por no comprar mañana tu Bulldog Ingles. 

Fue en 2005 que tuvimos nuestro primer Bulldog y siempre recuerdo con alegría este momento. También siempre recordaré la primera visita al veterinario, media hora después de comprarlo.

Su primera pregunta fue: «Ya tuviste otros perros antes de este?. Mi respuesta fue: «No, es el primero». Y el riendo me dijo: «¡Muy bien! Empezaste con el Ferrari de los perros».

Esta anécdota que parece estupida esconde en la realidad la esencia de lo que es la raza Bulldog. Un perro maravilloso y muy caro, pero al mismo tiempo muy delicado y que necesita muchos cuidados.

Pero ahora vamos al grano y como prometido te vamos a dar 3 razones por no comprar uno.

 

Costes muy elevados

Finalmente como hemos adelantado arriba el Bulldog Ingles es un perro muy caro.

Los costes de procreación de esta raza hacen disparar su precio. Y ya sabemos. Cuando hay mucha demanda y poca oferta, los precios suben. Y muchos chacales se aprovechan de la situación por intentar ganar todavía más.

Si ha esto le añadimos que prácticamente no existen o casi perros de esta raza Bulldog Ingles para adoptar, ya tenemos un cuadro completo de la situación.

Muchas veces a estos costes ya altos por su cuenta se añaden personajes sin escrúpulos que procrean perros no aptos para esto y los venden a peso de oro. Con la consecuencia que a parte de pagar un perro no muy sano más de lo que habría que hacer, nos encontraremos con una bomba de relojería en casa.

Porque es inútil esconderse. El Bulldog Inglés es una raza que suele tener muchos problemas. Varios de origen hereditario que se podrían evitar con una cría responsable. Y después problemas generados por nuestra ignorancia.

Porque muchos de los contratiempos o enfermedades que padecen nuestras mascotas se deben a una pésima alimentación y un pésimo cuidado.

Así que si quieres un Bulldog Ingles, prepara la chequera, porque de una manera o de otra será un gasto importante por añadir a tus cuentas.

Si finalmente decides comprar o adoptar uno, te aconsejamos vivamente realizar un seguro de salud que te pueda ayudar en caso de problemas serio de tu Bulldog Ingles.

Problemas de salud frequentes

Tener un Bulldog Ingles en tu familia no es como tener cualquier otro perro. Se trata de una raza con varios problemas de salud. Muchos de los cuales hereditarios.

Desafortunadamente hay muy pocos criadores que realizan su trabajo con seriedad. Porque bastaría con realizar unos test genéticos para saber si nuestro Bulldog tiene alguna enfermedad hereditaria.

Y en este caso bastaría con no hacer procrear esta mascota.

Pero donde hay dinero hay muchos listos. Y visto que el Bulldog Ingles es un pequeño tesoro y por algunos un negocio se cría de forma irresponsable solo por obtener beneficios económicos. En detrimento de la salud del animal y de la felicidad de sus dueños.

Así que si quieres uno en tu familia prepárate, porque es muy complicado encontrar uno que sea completamente sano. Siempre surgirán problemas y complicaciones.

Porque además nuestra ignorancia hace lo demás.

Una mala alimentación a base de croquetas de baja calidad no es lo ideal para la salud de tu Bulldog. Y cuando decimos de baja calidad hablamos de todas las croquetas. Ninguna es un alimento ideal para el.

Y a largo plazo generan problemas serios a nuestro Bulldog. Pero de esto hablaremos en otros artículos.

Así que tener un Bulldog implica la mayoría de las veces prepararse para tener un perro con varios problemas de salud. 

¿Estás preparado?

Dedicación continua

Al contrario de lo que puede decirnos su apariencia tan fuerte y destacada, el Bulldog Ingles es un perro muy frágil y que necesita de una dedicación continua.

Al contrario de otras razas, necesita estar siempre a contacto con las personas, necesita mucho cariño y se compromete realmente con la familia.

Vive los estados de ánimo de las personas que componen la familia y es alegre, triste, estresado o sereno según lo que pasa a su alrededor. Tiene una sensibilidad especial.

Si quieres un perro solo para dar un paseo y después olvidarte de él, el Bulldog Ingles no es la raza que necesitas.

El Bulldog Ingles necesita compromiso, porque el se va a comprometer contigo al 100%. Querrá estar contigo, pasar tiempo contigo en el sofá, jugando o dando un paseo.

Realmente necesita de mucho amor, cariño y dedicación. Así que ya sabes. Si no estas dispuesto a todo esto, busca otros perros más solitarios y menos sensibles.

 

Conclusión

Finalmente has visto cuales son las razones principales por no comprar un Bulldog Ingles. Basta con analizar sinceramente estos tres puntos y ya sabrás si te conviene o no.

Además te damos otra razón más. Si puedes no compres. Busca antes por ver si hay un Bulldog Ingles en adopción. Quizás lo consigas y así habrás salvado a un pobre perro de un destino cruel.

 

× Te podemos ayudar ?