10 Plantas Venenosas para tu Bulldog

Estamos seguros que a muchos de vosotros os encantará engalanar vuestras casas con plantas.

Algunos, incluso, tienen la teoría de que cuanto más verde, mejor.

El problema surge cuando hay que encontrar espacio para esas plantas.

Y en la casa también hay mascotas.

Que además suelen tomarlas como juguetes.

Para evitar que ocurra una desgracia, enumeramos diez plantas que son peligrosas para tu bulldog y para cualquier perro en general.

 

#1 Adelfa o laurel en flor

La adelfa es una especie perenne y de floración frecuente.

Por lo que es habitual su uso ornamental. Sus flores huelen a vainilla y su nombre sugiere una hoja comestible.

Craso error: las hojas, flores, tallos y semillas son tremendamente tóxicas. Tiene glucósidos cianogénicos como la hortensia, pero le suma la oleandrina, un glucósido cardiogénico que en bajas dosis genera taquicardia y, en mayores dosis, arritmia, paro cardíaco y eventualmente la muerte.

La intoxicación por laurel en flor se presenta varias horas después de la ingesta. E incluye no sólo los mencionados síntomas cardíacos. Sino también fuerte dolor abdominal, diarrea sanguinolenta, vómitos, ataxia motriz y disnea.

 

#2 Cicuta

La cicuta no es una planta que la gente cultive con algún propósito. Pero está presente en casi cualquier sitio. Ya que crece como la mala hierba. La cicuta contiene cicutoxina, un estimulante del sistema nervioso central que en altas dosis provoca convulsiones y muerte por paro cardiorrespiratorio.

 

#3 Difenbaquia

También existe en muchas versiones y es muy buena como planta de interior. Porque casi no necesita luz y es muy atractiva visualmente.

Es parecida al filodendro, en el aspecto de que está repleta de oxalato cálcico. En la práctica sólo genera picazón, enrojecimiento de las mucosas y pérdida de la voz por algunas horas.

Otras plantas con cristales de oxalato de calcio son las calas, la oreja de elefante y el manto de Eva.

 

#4 Filodendro

Existen aproximadamente 700 especies distintas. Algunas se dan sólo en regiones tropicales. Otras se adaptan a climas más secos y fríos.

En resumen, el filodendro se encuentra en todo el mundo y mientras nadie se lo coma, no habrá problema. Todas las partes de la planta son venenosas.

Las raíces, los tallos y las hojas contienen oxalato de calcio, un cristal de carbono que, en pequeñas cantidades, produce ardor en los labios y en la boca.

En cantidades un poco mayores, genera progresivamente dolor estomacal y afonía (porque irrita mucho la garganta).

Y en caso de que se aumente aún más la cantidad, provoca convulsiones, pérdida de conciencia y muerte.

Pero incluso aunque no ocurra la muerte, la persona puede sufrir insuficiencia hepática o renal crónica.

 

#5 Floripondio

Existe en toda Centroamérica y Sudamérica con distintos nombres. Es un arbolito muy atractivo y sus flores son grandes y coloridas, por ello suele suceder que los niños las arrancan y las saborean pensando que son dulces como la flor del acanto.

Pero esta planta tiene alcaloides tropánicos, un compuesto nitrogenado presente, por ejemplo, en la atropina y en la cocaína. El más notorio de ellos es la escopolamina, que deprime el sistema nervioso central. En pequeñas dosis, se usa en medicamentos para tratar el párkinson, pero en altas dosis produce parálisis, psicosis, alucinaciones y eventualmente la muerte.

#6 Hortensia

Es una planta magnífica y las flores son bellísimas, pero tanto las hojas (en baja concentración) como las flores (en mayor nivel) contienen un compuesto llamado hidrazina, un glucósido cianógeno.

Los glucósidos son un compuesto en los que una molécula de carbohidrato está unida a un grupo de alguna otra clase.

En otras palabras, una parte es azúcar y la otra puede ser de diferentes tipos. En el caso de la hortensia, la molécula de azúcar está única a un ciánido, pariente del cianuro.

La molécula de cianuro no llega a liberarse al torrente sanguíneo en general.

Sin embargo hay casos documentados de personas, perros y hasta caballos intoxicados con hortensias.

 

#7 Lirio

El consumo de sus hojas es altamente tóxico para animales, sobre todo para los gatos. Al punto de provocarles la muerte o la insuficiencia renal crónica. Como no es realmente tóxica para los humanos, no se ha determinado el compuesto activo que explica su nocividad felina.

 

#8 Ricino

A las generaciones actuales no les ha tocado beber aceite de ricino como tónico o vitamínico.

Pero la planta sigue presente en muchos hogares. La semilla es muy venenosa y si el mentado aceite no lo era es porque en su fabricación se extrae la ricina. Una proteína sumamente tóxica que provoca diarrea, vómitos e hipotensión.

Pero su efecto más dañino es que impide la síntesis de proteínas y genera muerte celular, que eventualmente redunda en la muerte del organismo.

Una semilla de ricino puede matar a un gato, dos a un perro o a un niño y tres o cuatro a una persona adulta.

 

#9 Salvia

No nos referimos a la salvia que se usa en cocina, sino a la Salvia Divinorum. Presente en muchos jardines y que contiene salvinorina, un alucinógeno y onirógeno muy potente. Se usaba como infusión para las prácticas chamánicas y la adivinación. Actualmente hay quienes la usan para fines recreativos. En dosis altas, esta planta genera un estado alterado de conciencia que puede derivar en alucinaciones terroríficas, automutilación, episodios psicóticos puntuales y, en algunos casos, permanentes.

 

#10 Tomate

Las hojas y el tallo del tomate contienen atropina y otros alcaloides tropánicos. También poseen un glucoalcaloide llamado tomatina. Que está en concentraciones tan bajas, que no se incluye en los casos documentados de intoxicaciones.

Sin embargo, el compuesto aislado químicamente se puede usar como fungicida.

 

¿Cuáles de estas plantas venenosas tienes en tu casa? ¿Has tenido problemas con alguna de ellas? ¿Conoces alguna planta tóxica más?

Confiamos en que, si posees alguna, la tengas bien controlada para que tu bulldog (o cualquier otra raza de perro) pueda estar totalmente seguro.

Nosotros por ejemplo tuvimos problemas con las adelfas. Desde el día que chupó esta planta, nuestro Bulldog Gino no estuvo más el mismo.

Empezó a tener problemas digestivos, amplificados por la mala comida (croquetas) y después de unos meses murió. ¡Por lo tanto cuida muy bien de las plantas que tienes en casa!

¿TE INTERESA LA ALIMENTACIÓN NATURAL PARA PERROS?

Entonces ha llegado el momento de conocer más sobre este argumento para poder cuidar de la mejor manera posible a tu Bulldog. Así podrás tener en tu casa un perro más sano y feliz.

× ¿Ayuda?