Un buen sol para tu Bulldog

¿Te has preguntado por qué a tu bulldog le encanta tomar el sol?

A todos los perros les gusta hacerlo porque, como nos sucede a nosotros, los rayos de sol nos hacen sentir bien.

Nos dan energía positiva y además nos brindan una buena dosis de vitamina D.

En este artículo, nos proponemos contarte cuáles son estos beneficios.

Y también recordarte las precauciones que debes tener durante el verano.

#1 Refuerza sus huesos y sus músculos

La vitamina D ayuda a regular el metabolismo mineral y mantiene el calcio en los huesos.

Los humanos creamos vitamina D cuando estamos expuestos a la luz solar directa, nuestra piel reacciona a la radiación UV y es así como la producimos.

En el caso de los perros, la vitamina D acaba en su pelo y no se absorbe a través de la piel, sino que lo hace por vía oral al lamerse.

De esta manera, refuerza sus huesos y sus dientes, ya que así regula sus niveles de calcio y de fósforo.

También los ayuda a mantener el tono muscular.

 

#2 Mejora sus defensas

El sol refuerza su sistema inmunológico. Porque aumenta el número de glóbulos blancos, los cuales son muy necesarios para las defensas del organismo.

 

#3 Relaja y tranquiliza al perro

Seguro que cuando tu bulldog inglés se tumba al sol, se queda dormido y relajado. Esto se produce porque el sol relaja su sistema nervioso. Generando tranquilidad, favoreciendo su sueño y disminuyendo su presión sanguínea.

 

#4 Lo hace más feliz

Como a las personas, el sol le aporta energía positiva. Es la terapia perfecta para la depresión. Tomar el sol hace que tu bulldog segregue serotonina. La hormona de la felicidad que evita la depresión y la agresividad. Mejora el sueño y el estado de ánimo.

 

Precauciones para proteger a tu perro del sol

El sol tiene que tomarse en su justa medida. Guardando ciertos recaudos (principalmente durante el verano), para evitar sus consecuencias negativas. Como el golpe de calor o las quemaduras graves.

#1 Evita que se queme la piel

El bulldog inglés tiene poco pelo o pelo corto. Por lo que los rayos ultravioletas entran con más facilidad en su piel y se pueden quemar. Al igual que nos pasa a los humanos.

Sobre todo en verano, evita que tu bulldog pase muchas horas al sol. Especialmente en las horas más cálidas.

Si vas a la playa, a la piscina o al río, lleva siempre una sombrilla o busca una sombra para que esté protegido.

El bulldog inglés blanco se quema con más facilidad que los otros.

Existen cremas solares protectoras para perros. Pero siempre debes utilizarlas con recomendación veterinaria para asegurarte que tu amigo no sea alérgico.

 

#2 Hidrátalo

Cuando tu bulldog pasa mucho tiempo al sol, su cuerpo agota todas sus reservas de agua y minerales. Por ello es muy importante que siempre vayas acompañado de una botella de agua para hidratarlo.

Si está en casa, cuida que su bebedero tenga siempre agua limpia y fresca. Es recomendable que se la cambies a menudo.

 

#3 Evita un golpe de calor

Si tu mascota pasa mucho tiempo al sol en los meses más calurosos, puede sufrir un golpe de calor. Una de las grandes amenazas para los perros.

Esto se debe a que su organismo agota las reservas de agua y de azúcar. Pudiendo provocar un colapso interno que acabe con su vida rápidamente.

Por otro lado, los espacios pequeños y mal ventilados, como un coche o una habitación pequeña, les pueden provocar este golpe de calor.

En conclusión, la exposición al sol es muy positiva para tu perro, pero siempre con las precauciones necesarias y sin excesos.

¿A tu bulldog le gusta el sol?

¿Lo dejas que pase unos minutos del día disfrutándolo y recibiendo su dosis de energía positiva?

Si te ha parecido interesante este artículo, por favor déjanos un comentario y compártelo con tus amigos.

× ¿Ayuda?