8 Estados de ánimo de un perro Bulldog

Conocer los Estados de ánimo de tu Bulldog es un primer paso para acercarte a él.

Realmente es la única manera por entender a tu perro y lo que necesita. En cada momento de su vida.

Esto te permitirà estrechar aún más los lazos con tu mascota. Podrás entenderlo solo con una mirada.

No como ahora. No sabes que te está pidiendo y empieza la frustración. Así ninguno de los dos vive completamente feliz y satisfecho.

Al final es como una relación de pareja. Si no os entendeis será difícil sentirse bien.

Además el adiestramiento de tu perrito será más fácil y divertido si llegas a comprender sus estados de ánimo.

Visto que tu mascota se esfuerza en comunicarse contigo de muchas maneras. Además de ladrar o menear su colita.

Efectivamente la mayoría no nos damos cuenta que nuestro Bulldog intenta expresar sus
sentimientos también con sus orejas, patas, cola, boca, etc.

Por fin si comprendes los estados de ánimo de un perro, tanto su adiestramiento como la vida diaria junto a él serán una experiencia mucho más agradable.

Para los dos. Porque al final ambos estáis frustrados por no obtener lo que queréis.

 

Estados de ánimo de un Perro

A continuación vamos a ver una serie de pautas básicas relacionadas con el lenguaje corporal de tu perro.

Esto te permitirá entender su significado y comportarte de la mejor forma en cada situación.

Así que vamos ahora al lío.

 

 

DOMINANTE

¿Cuáles serán las señales que nos indicarán que nuestro perro es dominante?

Descubrirás que tu perro es dominante cuando tendrá las orejas erguidas en forma recta u orientadas hacia delante. La boca entreabierta o cerrada. Los ojos completamente abiertos o mirando fijamente.

El cuerpo levantado y en
posición rígida. También probablemente tendrá el pelo del lomo erizado. Además de que su cola estará extendida y tiesa o erguida.

AMISTOSO

Un perro será amistoso si tiene las orejas erguidas. Los ojos abiertos y atentos. Una boca relajada.

Menea la cola o toda la parte trasera. Quizás, aúlla o emita pequeños chillidos o ladridos.

¿Cuántas veces has visto tu Bulldog así?

JUGUETÓN

Cuando llegas en casa después del trabajo y encuentras tu perro bulldog agachado y meneando la cola indica, te está hablando. Lo que te quiere decir es sencillamente “Ven a jugar conmigo”

SUMISO

Si tu Bulldog está con las orejas orientadas firmemente hacia atrás. Con los ojos cerrados y con una pata levantada, está mostrando  una actitud sumisa. En este caso el perro no está de muy buen humor. Pero seguramente no va a atacarnos. 

AGRESIVO

Seguramente lo que a nadie le gustaría encontrar es a un perro agresivo. Así que atento a su lenguaje corporal para evitar disgustos.

Finalmente un perro agresivo tiene las orejas hacia atrás casi tocando su cabeza.

El cuerpo muy  tenso, la boca abierta enseñando los dientes. Y la cola extendida y erizada.

También son muy comunes los gruñidos y aullidos.

PREOCUPADO

Uno de los estados de ánimo de un perro que más frecuentemente podemos ver, es la preocupación. 

Muchos perros tienen este tipo de problema y será nuestro deber entenderlo y resolver la situación.

Cuando tu perro estará preocupado, escucharás ladridos rápidos junto con aullidos. Verás orejas aplastadas hacia su cabeza y pelos del cuello erizados.

Todo esto significa en su lenguaje que “estoy preocupado” o “algo no anda bien”.

MIEDOSO

También es muy frecuente ver un perro con miedo. Puede haber tenido algún trauma durante su edad de cachorro. Y ahora tiene miedo de algo.

Normalmente un perro muestra su miedo con una postura agachada. Una cola hacia abajo u oculta entre las patas. Una espalda curvada, gira la cabeza como mostrando el blanco de los ojos y las pupilas dilatadas.

Los perros, con frecuencia, ladran de miedo. Especialmente si están en un lugar con poco espacio o encerrados.

ESTRESADOS

Parece un chiste. Pero también existen perros estresados.

Es uno de los estados de ánimo de perros más común en el Bulldog. Que es un perro muy sensible y conectado con su familia.

Un perro con signos de estrés frecuentemente tiene las orejas caídas y orientadas hacia atrás. La boca completamente abierta y los labios echados hacia atrás con respiración rápida.

También tiene la cola y los hombros caídos.
Una actitud muy nerviosa y casi temblorosa.

Conclusión

Ahora ya sabes mucho más sobre el esfuerzo que hace tu cachorro para decirte cómo se siente.

También en qué estado mental se encuentra en cada momento.

Ahora trata de tener esto en cuenta en el entrenamiento de tu cachorro y en la vida diaria junto a él.

Por ejemplo cuando le enseñes a tu cachorro a sentarse, éste debería estar en un estado juguetón o receptivo.

Si se muestra dominante, entonces debes seguramente considerar que tal vez el cachorro no te está tomando en serio.

O bien puede que esté con una actitud obstinada y probablemente necesites ser más enérgico.

Una conducta un tanto sumisa no es un mal signo, ya que significa que el perro sabe que tú estás al mando.

Si tu cachorro se muestra fastidiado, asustado, inquieto o incluso hostil, debes detener la sesión de entrenamiento inmediatamente.

Si la sesión se ha extendido por
más de 15 minutos, también suspende por un momento. Es mejor tomar un descanso.

Cuando retomes el entrenamiento toma las cosas con más calma o cambia la forma de entrenar.

Además, trata de estudiar la conducta diaria de tu mascota.
Observa a tu cachorro en diferentes circunstancias y pronto te darás cuenta qué le gusta. Qué no le gusta y cuáles son los estados de ánimo de un perro.

Así podrás tomar medidas para complacerlo
con lo que más le gusta. Y darle más ánimo y seguridad en circunstancias que para el cachorro son más complejas.

¿TE INTERESA LA ALIMENTACIÓN NATURAL PARA PERROS?

Entonces ha llegado el momento de conocer más sobre este argumento para poder cuidar de la mejor manera posible a tu Bulldog. Así podrás tener en tu casa un perro más sano y feliz.

× Ayuda